lunes, 25 de abril de 2016

SEVILLA FC 2 - REAL BETIS 0 - LA PUERTIÑA DE COKE

El derbi de ayer se antojaba un tanto receloso pues tras el partido ante el Sporting, las bajas que venimos arrastrando y que este año lo de ganar fuera nada de nada, el resultado se presentaba un tanto gris, "fifti fifti" que dicen los ingleses.

Tarde de "caló", pero "caló" de verdad, que no hacía falta sacar los papeles rojos para el mosaico porque para cuando empezó el partido ya parecíamos cangrejos.

Para mí, en particular, el partido fue tosco, lejos de lo que los argentinos llaman "un partido lindo", pues creo que se llegaron a contabilizar casi 40 faltas, lo que sale a un promedio de una cada dos minutos y pico, lo que queda bien claro que de fútbol poco, bastantes balones aéreos y bastantes pérdidas y recuperaciones en las que no se hilaba una jugada que pudiera terminar con peligro en la portería contraria.

Sigo opinando que no es bueno forzar a los jugadores tocados porque además de la liga en la que tratamos por todos los medios de alcanzar el quinto puesto un año más, también tenemos una final a las puertas y cómo no, nos jugamos el pase a una nueva final, soñar con una quinta Copa de la UEFA puede dar al Sevilla FC más lustre si cabe de la que ya tiene en su corto historial europeo.

Gameiro tuvo sus oportunidades, pero no podía lanzarse a la carrera pues se le veía renqueante de vez en cuando, mucho esfuerzo el que ha venido realizando el delantero sevillista, hubo otros jugadores a los que se les vio por debajo de sus posibilidades y esto hizo que el Sevilla no saliera con la fuerza y la presión que todos esperábamos.

La segunda parte fue un poco más intensa con llegadas por ambos equipos pero sin que la cosa fuera a más o que pudiera haber una jugada clara de gol incluso un penalti no señalado, hubo que esperar hasta el minuto 67, en el que Gameiro remata un balón que manda al fondo de la red, se abre la lata y se suceden jugadas que van metiendo al Sevilla en el partido y le hace creer en la victoria.

Los cambios realizados por Emery ayudan también a que el equipo se venga arriba y empiece a tocar más el balón y con sentido, aprovechando cada falta y cada saque de banda cerca de la portería rival, en una de estas acciones Krychoviak logra marcar el segundo pero como siempre, el linier de preferencia anula el gol, desde mi posición en el campo no había tal fuera de juego, pero como nunca están en línea pues pintan lo que se les antoja y siempre es en contra nuestra.



IMAGEN SEVILLA FC


A falta de un cuarto de hora Reyes es sustituido por Coke, que hasta el momento, parece que es el jugador más entero a pesar de la carga de partidos que lleva, pero siempre hay alguien que le pone esa CASTA Y CORAJE de la que presume esta afición y este equipo, y ayer fue Coke el revulsivo, que tres minutos después pide un balón en la frontal del área y le pega con todas sus fuerzas, tal fue el pelotazo que lo hemos podido ver en las repeticiones por televisión, más aún, lo de Coke ayer, FUE UNA PUERTIÑA EN TODA REGLA, aquella que nos hizo soñar con lo imposible, la jugada vista desde arriba se ve perfectamente, la parábola que hace el balón, la misma trayectoria que aquella de Antonio Puerta pero con la pierna contraria.

Aquí ya el estadio se desmelenó, se fue la tensión y el Sevilla pudo enhebrar algunas jugadas con más tranquilidad y disfrutar de la alegría de su afición. Otro derbi, otro año más.

Después de casi un año sin pisar la Bombonera, fue una vuelta recompensada con el reencuentro de grandes amigos y grandes sevillistas, compartir un ratito de charla con el gran Paco Delgado, coincidiendo también después en el metro y comentar el partido, amigos de asiento, amigos de peñas, en fin, una feliz tarde de domingo, con mucho calor, pero merecido sacrificio soportar la solana para ver ganar a mi Sevilla FC.

Ahora, toca descansar y centrarnos en el próximo partido y recuperar jugadores para este tramo final de liga, semifinal de UEFA y final de Copa del Rey, casi ná, y... quién sabe... ¿dos supercopas?, ahí queda eso, los sueños dicen que se cumplen, así que, seguid soñando, sólo lo imposible deja de serlo cuando se intenta.

Hasta la victoria... siempre.

Sevillista do smirti.

1 comentario:

juan antonio de la rosa dijo...

Ya era hora de que voolvieras a escribir en tu Blog.
Un abrazo