domingo, 11 de marzo de 2012

PERMISIVIDAD, COMPLICIDAD, IMPUNIDAD


No voy a justificar la derrota de ayer del Sevilla FC ante el Sporting de Gijón, no voy a defender a los jugadores que una y otra vez se complicaron en extremo con el balón, no voy a convenceros de nada que no viérais ayer, pero lo que sí es cierto, es que con lo visto ayer en el campo es para que de una vez por todas se tome cartas en el asunto y nos dejemos ya de tonterías a la hora de tomar una decisión como la de elegir al que dirige este cotarro se ponga pie en pared y como muestra un botón, el gol de la Real Sociedad la semana pasada frente al Athletic y que a todos nos recuerda cierto gol en el Ramón Sánchez Pizjuán.

No ha sido una derrota justa, primero porque fútbol, lo que se dice fútbol no lo hubo, segundo por no parar un partido donde en algunos sectores del campo, las cartulinas sirvieron para hacer bolas del tamaño de un balón, tercero por el tema de los recoge pelotas o toca pelotas según se mire, pues si lo de ayer sucede en el Ramón Sánchez Pizjuán, ayer mismo ya estaría toda la prensa mediática pidiendo una sanción, cuarto por la reitaritividad en las faltas de algunos jugadores que, según sistema de algunos señores, se les permite hasta tres entradas antes de que se les amoneste, a la cuarta o quinta se les diga que se acabó, a la sexta se le saque la amarilla y a partir de ahí pueda seguir dando todo lo que les venga en gana o sea otro el que la cometa “sobre el mismo jugador”, para mí el empate hubiera sido un resultado justo.

Ya dije antes del partido que a Fazio me gusta verlo en la defensa, me sorprendió la reaparición de Perotti, que Coke debe mejorar mucho en su zona, que Palop no tiene por qué salir a regatearle un balón a un contrario al borde del área cerca del córner, que el ansia nos pudo más y no mantuvimos la cabeza fría para haber dado el balón al compañero más libre y en la frontal del área, que apretamos en los 15 últimos minutos cuando tenía que haber sido en los 15 primeros, un sinfín de desaciertos o no, que con rivales así es difícil hacer algo.

Si tratara de escribir este post con alguien dándome codazos sin que nadie haga nada y mis quejas no se oigan ni en la Patagonia, seguramente muchos diríais que vaya manera de escribir, que soy muy malo en esto (bueno ya sé que soy malo), pero cuando uno trata de hacer las cosas bien y todo lo que está alrededor se empeña en que no lo hagas, pocas cosas te pueden salir bien.

Permisividad: Ya me he referido en los párrafos anteriores, no es tarjeta amarilla la entrada de Gálvez a Navas poniéndole el tobillo mirando para Antequera a dos metros escasos del árbitro que, curiosamente mira para otro lado cual Pilatos futbolero, sí ve a Coke en la tangana final donde había casi 30 personas para mostrarle la amarilla, ni qué decir tiene del juego de un tal Gregory que parece haberse leído las memorias de otro rapado que pulula por nuestros campos y al que se le permite todo.

Complicidad: Esto ya es surrealista lo mires por donde lo mires, siempre jugamos contra 12 o 14, si jugamos fuera, lees en los comentarios de la prensa que todolosabe, que el encargado de impartir “justicia” es casero, cuando jugamos en casa también, pero como si jugáramos fuera, no sé si lo entendéis pero esto es así porque jugamos en la mejor liga del mundo y de la “Galaxía” según Platini o Platiní me da igual.

Impunidad: En dos partidos hemos podido ver cómo nos han lesionado hasta cinco jugadores, pero son los lances del encuentro, que la gente arroje objetos al campo y los encargados de que no suceda estén mirando hacia el campo en vez de hacia la grada y eso podemos verlo todos tirando de video, quedará en los anales como un incidente aislado, y seguramente si llegara a suceder lo mismo en nuestro estadio, seguramente, seguramente, se ponga la sanción a nuestro club para ejemplo y castigo, en nuestro estadio se han repartido en muchas ocasiones panfletos y cartulinas, pero no ha pasado lo que todos vimos ayer.

No quiero seguir hablando porque seguramente caerá en saco roto e incluso a algunos les haga gracia que algunos sevillistas de a pié nos quejemos “para justificar la derrota”, no jugamos bien, de acuerdo, que tuvimos ocasiones, de acuerdo, que haciendo menos faltas nos llevamos más que ellos (la mayoría sólo por protestar), no estoy de acuerdo, si esto es fútbol y la mejor liga del mundo, pues nada, a disfrutar con los mundos de yupitown.

La semana que viene nos visita el FC Barcelona “también necesitado de puntos”, en dos partidos nos han hecho más bajas que en El Álamo, pero ya digo, son lances del juego, así es el fútbol, por lo menos en este país.

¡APAGAAAAA!

2 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Esta claro que nosotros,me refiero al Sevilla fc,no tenemos ni los medios ni nada para hacernos oir como los dos que ya sabemos,por eso tenemos que saber donde está nuestra labor,ayer quienes supieron al milimetro su papel fueron los jugadores del Sporting de la mano de su entrenador,por cierto me cae fatal el nota este de clemente,jugaron su baza y le salió la cosa bién para llevarse los tres puntos en liza,en esta liga llamemosla como queramos,los equipos del montón,osea los 18 terrenales,debemos de saber a que jugamos en cada momento y explotarlo al máximo,ayer era uno de esos partidos de fajarse con el contrario cuerpo a cuerpo,ellos sabian y probaron los límites del arbitro,haciendo bueno eso del ambiente hostil de la grada,no sacamos esa casta que estamos acostumbrados a ver een el pitbull y asi al final nos lució el pelo,cuando no se ponen todas las cartas sobre la mesa,terminas por perder la partida y ayer muchos de nuestros jugadores no pusioeron todo sobre el tapete,no hay excusas para mi cuando un equipo como el de ayer estoy seguro que va a perder partidos contra rivales mas inferiores al Sevilla con mucha facilidad,un abrazo Venancio y gracias por tu comentario del otro dia en mi blog.

juan antonio de la rosa dijo...

Hay muchas razones para pensar en la falta de coraje.

Saludos Sevillistas Venancio