jueves, 12 de enero de 2012

NO SE PUEDE HACER UNA REVOLUCIÓN SIN UN LÍDER


Después de meditar... ¿meditar? ¿el qué? ¿lo de ayer? ¿lo de la semana pasada? ¿o el sábado que viene?, paso de darle vueltas al coco, ayer comentaba en cierto programa de SFC Radio a través de facebook lo que Ivica Dragutinovic dijo allá por mayo del año pasado, que a este equipo le faltaba ambición, no sé qué hubiera pasado si el Comandante estuviera a día de hoy en las filas de este Sevilla FC, ¿se habría erigido líder indiscutible de este Sevilla en reconstrucción?, buscar culpables o más bien encontrarlos cuando el viento se ha convertido en calma chicha y se nos cagan las gaviotas en alta mar pues estamos ya a mitad de liga y contamos con 24 puntos, 24 míseros y tristes puntos, esa es la realidad, como decía buscar culpables es fácil, todos y cada uno de los que estamos en este barco o como dicen algunos república bananera, unos por reaccionar y otros por no hacerlo, año de transición, yo empecé el año comiendome el post que hice a principio de temporada donde creía que nuestro Sevilla FC podría acabar la temporada con 73 puntos, pues eso, en vez de uvas de la suerte, uvas de la incertidumbre, pues difícil se ha puesto eso de pronosticar, presentar estadísticas, estudios geomonográficodeportivosupercalifragilisticoespialidosos, ná de ná, ya lo dice Murphy el de la dichosa ley: Si algo puede ir a peor irá a peor.

No entiendo esos destellos de casta y coraje de estos jugadores, me refiero a los que vienen jugando y no todos van a la pira pues algunos "ailos" que se salvan de la quema, esos destellos como el de anoche, el que se hizo frente al FC Barcelona y algún que otro medio tiempo en los partidos que ya conocéis todos.

Dijo Marcelino al principio de temporada que este equipo estaba al 33% y que había que corregir errores, supongo que habrá agotado las libretas de la tienda oficial de tanto apuntar, no es concebible que el Valencia, en el partido de ida, te haga la misma jugada catorce veces y catorce veces que no hay nadie cubriendo al que remata, obcecados, nerviosos, atolondrados, desganados, no sé, quizás algunos jugadores sientan verguenza ajena de ver cómo una y otra vez se esfuman las posibilidades de alcanzar esos puestos que tan pingues beneficios dan, pero para llegar arriba hay que esforzarse, mentalizarse, no basta con repetirlo una y otra vez, hay que quererlo, hay que creerselo.

Tampoco entiendo lo que ocurre con los canteranos, presumimos de cantera, que en tiempos de transición pienso que es la manera más económica de renovarse además de tomar una bocanada de gente joven, con ganas y con ambición que ven su sueño cumplido al poder jugar en el primer equipo, no es que tengan que jugar todos, pero lo repito, se ha venido jugando con jugadores tocados cuando hay repuestos que pueden dar el mismo nivel. El cabo instructor Marcelino tendrá que cambiar de táctica para que este equipo vuelva a la senda del ardor guerrero, que nunca será igual, pero al menos perder con las botas puestas.

Como digo en el titular del post, no se puede hacer una revolución sin un líder, a día de hoy pocos o ninguno quiere dar el paso adelante para tirar o salir de trinchera de varapalos en la que estamos metidos, ayer pude ver de nuevo a Gary Medel abroncando a Cáceres por discutir las decisiones arbitrales, puede que este pequeño hombre apodado "el pitbull", tenga esa madera de líder, casta y coraje la tiene, adaptación desde el primer día, hacerse una burrada de kilómetros y ni jetlag ni sueño ni nada, un profesional, pero... ¿será capaz Medel de dar ese paso para comandar a nuestros muchachos?

En fin, yo ayer no fui por motivos de trabajo, tan solo pude ver por televisión un ratito y el resto a través de la radio, no sé si se ha colado un gafe en el vestuario o entre lo de la liga justa y lo que le está cayendo al presidente está calando muy hondo en el equipo, la afición sigue ahí, quizás no todos, quizás ayer hubo muchos que no fueron por el descontento, pero que si la pelota no entra o el equipo no sale en cada partido a comerse al rival, por muy lleno o vacío que esté el estadio no va a cambiar la cosa.

En fin, el sábado volveremos a pisar el Ramón Sánchez Pizjuán, a ver qué pasa, por supuesto con la ilusión de que sea el partido donde equipo y afición entren en esa comunión que tantos éxitos o alegrías hemos vivido. Y POR DIOS, O POR EL CHÉ, LLEVAD LA BANDERA DEL CENTENARIO,  a ver si de esta manera rompemos el maleficio.

Hasta la victoria siempre.

2 comentarios:

taxistasevillista.blogspot.com dijo...

totalmente de acuerdo contigo amigo ayer te echamos en falta er melli ,y compañia alli en el gol sur pero bueno ya lo explicas asi que el curro esta antes que ná y pá ver pasar a don joselito pues como que no el sabado estaremos allí otra vez y volverá a darnos en toa la boca con la alineacion ¿para cuando Campaña'? y demas ,bueno saludos desde este mi-tu taxi jajaja

EL PAPI MAGASE dijo...

Hermano cocomandante en estos momentos no veo a nadie dispuesto a dar ese paso,Medel tiene sangre para darlo,pero no creo que vaya a ser él el llamado a ser el lider de este equipo,con la llegada de Reyes creo que si vamos a tener un lider muy pronto,ojalá el utrerano empiece con la mágia y contagie al grupo de buenas sensacion es,este equipo necesita desengarrotarse y divertirse jugando,ojalá el sabada continue lo que ayer empezó,un abrazo crack.